Quali impatti dal Covid-19 sui sistemi economico e fiscale della Spagna? BFF Banking Group pubblica il nuovo studio

BFF Banking Group, banca leader per i fornitori delle Pubbliche Amministrazioni in Europa, ha pubblicato il secondo rapporto della serie “Macro Perspectives on Spain and its regional governments’ financesCovid-19 Macro and Fiscal analysis, che considera il secondo trimestre del 2020 e delinea gli scenari macroeconomico e fiscale nell’era del Covid-19.

Laddove a livello Paese (secondo le stime della Banca di Spagna) il PIL si sarebbe contratto tra il 16% e il 21,8% rispetto al trimestre precedente, le Comunità Autonome hanno subito ricadute differenti a seconda della concentrazione di attività produttive legate ai settori più colpiti (primo fra tutti il turismo).

L’analisi è disponibile in inglese e spagnolo nella sezione Media del sito bffgroup.com

Iberia: nuevas medidas adoptadas por el COVID-19

El Grupo Iberia presenta las nuevas medidas de prevención e higiene que garanticen la seguridad en sus vuelos y proporcionen al cliente una experiencia de vuelo agradable, que se suman a las que ya venían aplicando desde el inicio de la pandemia.

Iberia e Iberia Express son pioneras en seguir las recomendaciones de las agencias europea y española de Seguridad Aérea (EASA y AESA) y del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) para facilitar la recuperación del transporte aéreo dentro de la Unión Europea y con el resto del mundo en un entorno seguro.

Consulta el resumen de las medidas que los clientes van a encontrar en su próximo vuelo aquí.

Guida alle misure legali e fiscali di Italia e Spagna per far fronte all’emergenza da covid-19

Lo studio Rödl & Partner offre una panoramica sulle misure legali e fiscali adottate dai governi di Italia e Spagna per far fronte all’emergenza da covid-19.

Per scaricare il documento relativo alle misure adottate dal governo italiano clicca qui.
Per scaricare il documento relativo alle misure adottate dal governo spagnolo clicca qui.

MEDIDAS DEL GOBIERNO DE ESPAÑA ANTE LA ALERTA SANITARIA GENERADA POR EL COVID-19

Di seguito il link per accedere al dossier realizzato da Rödl & Partner nel quale si ricapitolano tutte le misure approvate dal governo spagnolo a partire dall’inizio dello stato di emergenza per coronavirus.

https://bit.ly/3dYOmR4

URGENT ECONOMIC AND SOCIAL MEASURES ADOPTED BY SPAIN TO PROTECT FAMILIES, WORKERS, SELF-EMPLOYED PEOPLE AND FIRMS AFFECTED BY COVID-19

March 17th, 2020

As a response to the extraordinary situation and the reinforced contention measures decided by the declaration of the State of Alarm last Saturday March 14th, the Government of Spain has adopted today a second package of comprehensive economic and social measures, mobilizing a total amount of EUR 117 billion. These measures will be able to leverage a total of EUR 200 billion of liquidity in support to companies affected by coronavirus.

This second package of measures is added to a first package of EUR 18 billion adopted last week, bringing the total amount of public funds provided to fight the effects of COVID-19 to over 135 billion euros.

These measures are aimed at:

  • Ensuring the liquidity of companies through the extensive provision of loans and guarantees in favourable conditions,
  • Facilitating a flexible framework for companies to adjust through short term employment schemes to avoid job losses and closures,
  • Protecting the income of workers, self-employed and families impacted by the virus
  • Reinforcing the health sector and providing additional funds for research of a vaccine or a cure

This extremely ambitious and forthcoming package is directed to minimize the risk of defaults and lay-offs so that the economic impact is as small and transitory as possible and Spain can resume the growth path previous to the outbreak of the COVID-19 crisis.

Measures to ensure liquidity and stability

With a view to help self-employed workers, SMEs and other companies facing the drop in revenues resulting from reduced activity, specific measures are directed to support liquidity and facilitate bureaucratic procedures:

  • The Government will open a new line of guarantees via the national development bank (Instituto de Crédito Oficial) of up to EUR 100 billion so that the financial sector provides liquidity to firms and self-employed workers to fund working capital, payment of bills and other needs to maintain operations and protect economic activity and employment.
  • Furthermore, the Instituto de Crédito Oficial is allowed to increase its funding by EUR 10 billion to extend its existing lines of credit to companies and self-employed workers.
  • Additional guarantees of up to EUR 2 billion through the Spanish Export Insurance Credit Company (CESCE), for financial institutions to provide new working capital credit to export companies.
  • Public contracts affected by COVID-19 will be suspended and compensations foreseen for certain cases in order to avoid termination of contracts leading to companies exiting the market
  • Procedural and administrative requirements for companies are facilitated: for the holding of shareholder and management meetings, preparation of financial statements, and extension of deadlines for the submission of certified documentation. Deadlines for insolvency declarations as well as for tax filing procedures and requirements are also extended.

Measures to add flexibility to the economy, protect employment and support workers

The following measures facilitate capacity adjustment to respond temporary activity and liquidity shortage and encourage the protection of employment:

  • Temporary employment adjustment schemes (ERTE) are significantly simplified.
  • Extension of access to temporary employment adjustment schemes (ERTE), contingent on maintaining employment.
  • Exemption of Social Security contributions directed to maintain employment in temporary employment adjustment schemes (ERTE) due to COVID -19.
  • An extraordinary allowance is provided for self-employed workers (autónomos) affected by the suspension of economic activity.
  • Flexibilisation of working conditions, encouragement of telework and adjustment of   working times. Reduced working times are permitted for workers having to take care of children, elderly or dependent persons
  • Support to the digitalization of small and medium companies through grants and loans to finance investment in digital equipment or solutions for remote working conditions (programme ACELERA PYME).

Measures to support families and the most vulnerable

  • One-month credit postponement on mortgage payments for the most vulnerable.

 

 

March 10th and 12th 2020

These measures, amounting to over EUR 18 billion, have been adopted by the Council of Ministers on March 10th and 12th.

Additional measures will be adopted as needed.

Measures to strengthen the healthcare sector

  • Increase by EUR 1,000 million of the Contingency Fund for the Health Ministry to cover expenditures related to increased healthcare needs.
  • Financial support of EUR 2,800 million to the regions through early transfer of funds under the regional financing framework of 2020 to support additional health expenditure.
  • Price intervention: possibility for the Government to set, in an exceptional public health situation, a maximum price for medicines and certain products.

Measures to support families

  • Improved protection for workers under precautionary confinement and/or suffering from COVID-19: workers and civil servants under precautionary confinement or affected by coronavirus will benefit from the regime applicable to leave due to workplace accidents instead of leave due to a regular sickness. The public sector will cover the cost of the leave of these workers. The aim of this measure is to facilitate workers to follow health safety instructions, while avoiding that the costs of medical leaves are borne by families and firms.
  • Supplemental credit of EUR 25 million to cover meal allowances to ensure the basic access to food for vulnerable children affected by the suspension of educational activity in schools. This measure will also help support economic activity for meal and food services providers.
  • Flexibility in the school calendar.

Sectoral measures

  • Publication of sectoral guidelines: (i) guidelines by the Ministry of Labour and Social Economy on how to operate in labour related aspects in the context of Coronavirus, and (ii) guidelines by the Ministry of Industry, Trade and Tourism on good practices for businesses and workers in the tourism sector.
  • Measures to support the tourism sector and related activities
  • Specific ICO financing facility amounting to EUR 400 million to support, through liquidity provision, firms and self-employed workers in the tourism sector affected by COVID-19.
  • 50% exemption from employer’s social security contributions, from February to June 2020, for workers with permanent discontinuous contracts in the tourism sector and related activities.
  • Measures to support the aviation sector: EU Commission has been requested to provide urgently flexibility for airport slots.

Measures of transitional support for firms

  • Flexibilization of the tax deferral regime: possibility for SMEs and self-employed workers, upon request, to defer tax payments for six months, and benefit from interest rate subsidies. This measure will allow for an injection of up to EUR 14,000 million in the system.
  • Deferral of the reimbursement of principal and/or interest of loans received from the Ministry of Industry, Trade and Tourism if COVID-19 has caused disruptions to the beneficiary firm.

Measures for the efficient operation of the public sector

  • Emergency management process for the procurement of all goods and services needed by the public sector to implement any measure to address COVID-19.
  • Budgetary flexibility measures in order to enable transfers between budget lines.

INFORMACIÓN AYUDAS AUTÓNOMOS Y PYMES

Pymes y autónomos son dos de los principales actores de la economía española, y a la vez están entre los más vulnerables, por lo que se han convertido en grandes protagonistas de la crisis económica que está provocando la lucha contra el coronavirus en España.

Ante esta situación, son muchas las ayudas y prestaciones que se han anunciado estos días para tratar de mitigar su sufrimiento, y desde muchos ámbitos. Empezando por la banca, que ha preconcedido más de 70.000 millones en créditos para este colectivo, como otras grandes empresas, que han decidido aplazarles sus facturas o mejorar sus condiciones para que no se vean afectados por la nueva situación laboral.

Prestación extraordinaria de autónomos

  • ¿Quién puede solicitar la prestación extraordinaria?

Cualquier trabajador por cuenta propia inscrito en el régimen correspondiente afectado por el cierre de negocios ante la declaración del Estado de Alarma cuya facturación este mes recaiga un 75% respecto a la media mensual del semestre anterior.

  • ¿Hay algún periodo mínimo de cotización para pedirla?

No, para solicitarla no es necesario cumplir el periodo mínimo de cotización exigido para otras prestaciones, solo estar de alta en alguno de los regímenes y hallarse al corriente de pago de las cotizaciones sociales.

  1. El Régimen General compuesto por los trabajadores por cuenta ajena de la industria y los servicios.
  2. Los Regímenes Especiales, establecidos en aquellas actividades en que por su naturaleza, sus peculiares condiciones de tiempo y lugar o por la índole de sus procesos productivos, se hiciere preciso para la adecuada aplicación de los beneficios de la Seguridad Social.
  • ¿Se puede acceder incluso teniendo alguna deuda con la Seguridad Social?

Si, se permitirá a quienes no estén al día con los pagos en la fecha de la suspensión de la actividad o de la reducción de la facturación, que ingresan las cuotas debidas en un plazo de 30 días. Una vez producido el pago, se podrá acceder a esta prestación.

  • ¿Pueden pedirla los autónomos con trabajadores a su cargo?

Sí, aquellos que tengan trabajadores a su cargo y hayan tenido que cerrar por la declaración del Estado de alarma o hayan visto caer su facturación un 75% pueden presentar un ERTE para sus trabajadores y solicitar esta prestación extraordinaria.

  • ¿Esta prestación supone que quien no ingrese no paga cotizaciones?

Esta prestación va más allá. La prestación en que quien cause derecho a ella, además de cobrarla, no pagará las cotizaciones y se les tendrá por cotizados.

  • Si cesan la actividad, ¿tienen que renunciar a bonificaciones como la tarifa plana?

No. En este sentido, el Real Decreto-Ley indica que el tiempo que se perciba esta prestación extraordinaria computará como efectivamente cotizado, por lo que podrán solicitarla los autónomos que estén recibiendo estas ayudas y no perderán las bonificaciones condicionadas al mantenimiento de la actividad.

  • ¿Qué sucede con los que están obligados a prestar servicios, como los taxistas?

Podrán acogerse a la prestación si acreditan la caída en la facturación de al menos un 75 %. Si acreditan la reducción no habría ningún problema en compatibilizar la prestación y la actividad.

  • A los que tributen por módulos, ¿Cómo se les va a reconocer la pérdida de la facturación?

Estamos estudiando cómo adaptar esta prestación para aquellos autónomos que no están obligados a emitir factura.

  • ¿Cuánto puede suponer esta prestación?

El equivalente al 70% de la base reguladora. Esto significa que, cuando se haya cotizado por cese de actividad durante al menos 12 meses, el importe es el 70% de la base reguladora, pero para quien haya cotizado menos tiempo, tendrá derecho al 70% de la base mínima de cotización del colectivo al que pertenezca, lo que equivale a unos 665 euros.

  • ¿Durante cuánto tiempo se puede percibir?

Un mes con la posibilidad de ampliación hasta el último día del mes hasta que finalice el Estado de alarma en el supuesto en que este se prorrogue y tenga una duración superior al mes.

  • ¿Cuándo se puede empezar a solicitar?

Para los autónomos cuyo negocio se ha visto obligado a cerrar por el Estado de alarma, desde el 18 de marzo. En el caso de los que tienen que presentar acreditación de la caída de la facturación mensual, desde el momento en que pueda presentar dicha documentación.

Ayudas a pymes

Por otro lado están las ayudas para las pequeñas y medianas empresas, que también han tenido su propia batería de medidas para tratar de frenar los efectos del coronavirus en sus cuentas. El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el jueves 13 de marzo las primeras medidas para las pymes.

  • Aplazamiento de impuestos

En primer lugar, el gobierno propone el aplazamiento del pago de impuestos para las pymes. Hacienda permitirá que pymes y autónomos aplacen el pago de impuestos ( retenciones del IRPF, cuotas repercutidas del IVA y pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades). El aplazamiento (o moratoria) se concederá por un plazo de seis meses, y no se devengarán intereses de demora durante los tres primeros.

  • ¿Para quién está disponibles?

Para optar a esta ayuda, es necesario que el volumen de negocio haya excedido los 6.010 millones de euros en 2019. Además, debe tratarse de declaraciones-liquidaciones cuyo plazo de prestación e ingreso transcurra entre el 13 de marzo y el 30 de mayo de 2020. Y además el importe de la deuda debe ser inferior a los 30.000 euros para no tener que aportar garantía alguna.

Esta medida afectará, por ejemplo, al IVA mensual correspondiente a los meses de febrero, marzo y abril y a los pagos correspondientes al primer trimestre tales como Retenciones, IVA y pagos fraccionados de empresarios y de Sociedades.

  • ¿Cómo se solicita?

Para disfrutar de este aplazamiento, es necesario solicitarlo expresamente a la Agencia Tributaria, a través de la sede electrónica de la AEAT.

Además la AEAT ha publicado en su web unas Instrucciones provisionales para solicitar estos aplazamientos conforme el Real Decreto 7/2020, de 12 de marzo.

Aplazamiento de préstamos de Industria

Además, propone también aplazar el reembolso de préstamos concedidos por la Secretaría General de Industria de la Pequeña y Mediana Empresa. Para ello, es necesario que su plazo de vencimiento sea inferior a 6 meses desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley, venga justificado por las consecuencias de COVID-19 (inactividad, menores ventas o interrupciones en el suministro), y la solicitud supondrá la readaptación del calendario de reembolsos.

Ayuda a la innovación

El Ministerio de Ciencia, a través del CDTI, ha lanzado un plan de medidas extraordinarias por el que elimina las garantías para solicitar ayudas para proyectos de I+D+I, en una aceleración de los procesos de gestión y aprobación de proyectos, a través de una ampliación del instrumento LIC-A a todo el territorio nacional y la flexibilización de plazos de justificación para ayudas parcialmente reembolsables.

El CDTI aplicará una reducción de las garantías solicitadas a todos los proyectos de I+D+I (no solo a los proyectos Cervera en cooperación con centros tecnológicos) desarrollados por pymes y que hayan sido aprobados a partir del 14 de marzo de 2020.

Gracias a esta medida, las pymes y empresas de mediana capitalización quedarán exentas de aportar garantías, siempre y cuando la adecuación empresa/proyecto cumpla con la mínima solvencia económica exigida por el CDTI.

Esta extensión de la exención de garantías es aplicable a todas las ayudas parcialmente reembolsables del CDTI: proyectos de I+D (incluidos CIEN y Proyectos de Cooperación Tecnológica), Proyectos de I+D Transferencia Cervera y Líneas de Innovación LIC y LIC-A. Se espera poder movilizar un volumen total de ayudas sin garantías por un valor cercano a los 500 millones de euros.

Ayuda para la compra de ordenadores

También se incluye una línea de financiación de hasta 200 millones de euros a través del Instituto de Crédito Oficial para atender las necesidades financieras de las pymes para la compra y leasing de equipamiento y servicios para la digitalización entre otras y, en particular, para la dotación de soluciones de trabajo no presencial.

Seguro a la exportación

Se establece una línea de cobertura aseguradora de hasta 2.000 millones de euros para pequeñas y medianas empresas exportadoras. Se aplicará a los créditos de circulante y hay que acreditar que la empresa se enfrenta a un problema de liquidez o a dificultades de financiación por la crisis del coronavirus.

ERTE

Aunque no se trata de una medida específica para las pymes, sino para todas las empresas, las pequeñas compañías también van a poder beneficiarse de la flexibilización y facilitación de los trámites de autorización de los ERTE como consecuencia del coronavirus. En este sentido, destaca la exoneración a la empresa durante el periodo de suspensión de jornada. Será total para las empresas de menos de 50 trabajadores, y del 75% para las que tienen 50 o más empleados.

Ayudas de las Comunidades Autónomas

Más allá de las medidas anunciadas desde el Gobierno central, desde algunas Comunidades Autónomas también han lanzado propuestas que complementan las ayudas a pymes y autónomos. En algunos casos, se trata de medidas que solo están anunciadas, pero que aún no han sido desarrolladas.

Información adicional Trabajadores y Empresarios:

Derecho de la adaptación de las condiciones de trabajo y reducción de jornada por circunstancias excepcionales derivadas del Covid-19 (art. 6)

  1. A) Tendrán derecho los trabajadores por cuenta ajena que acrediten deberes de cuidado a personas (cónyuge o pareja de hecho y familiares por consanguinidad hasta el segundo grado) cuando concurran circunstancias excepcionales relacionadas con las actuaciones necesarias para evitar la transmisión comunitaria del Covid-19.
  2. B) Dichas circunstancias excepcionales son:
  • Que sea necesaria la presencia del trabajador para el cuidado por razones de edad, enfermedad o discapacidad que, como consecuencia directa del COVID-19, necesite cuidado personal y directo.
  • Que existan decisiones adoptadas por las Autoridades gubernativas relacionadas con el Covid-19 que impliquen cierre de centros educativos o de cualquier otra naturaleza que dispensaran cuidado o atención a la persona necesitada;
  • Cuando la persona que hasta el momento se hubiera encargado del cuidado o asistencia directos de cónyuge o familiar hasta segundo grado de la persona trabajadora no pudiera seguir haciéndolo por causas justificadas relacionadas con el covid-19.
  1. C) El ejercicio del derecho deberá ser justificado, razonable y proporcionado en relación con la situación de la empresa.
  1. D) Si la persona trabajadora ya venía disfrutando de reducción o adaptación de jornada, podrá renunciar temporalmente a los términos fijados o bien imponer su modificación si concurren dichas circunstancias excepcionales. En este caso, la petición deberá acomodarse a las necesidades concretas de cuidado que debe dispensar la persona trabajadora, debidamente acreditadas, así como a las necesidades de organización de la empresa, presumiéndose que la solicitud está justificada, es razonable y proporcionada salvo prueba en contrario.

Derecho de adaptación

Teniendo en cuenta las necesidades concretas de cuidado, debidamente acreditadas, y las necesidades de organización de la empresa.

Finalidad:

  • Cumplimiento de los deberes de cuidado por circunstancias excepcionales relacionadas con el Covid-19.
  • Su concreción inicial corresponde al trabajador, tanto en alcance como en contenido.

La petición debe estar justificada, ser razonable y proporcionada.

Duración de la medida limitada a la excepcionalidad.

Reducción especial de la jornada.-

  • Deberá ser proporcional a la reducción del salario.
  • Aplicación supletoria de los artículos 37.6 y 37.7 del Estatuto de los Trabajadores.
  • Puede suponer la reducción del 100% de la jornada y, por lo tanto, del salario (siempre y cuando exista una justificación razonable y proporcionada en atención a la situación de la empresa).

 

EL GOBIERNO ESPAÑOL ADOPTA UN PAQUETE CONTUNDENTE DE MEDIDAS ECONÓMICAS

El Gobierno adopta un paquete contundente de medidas económicas para contrarrestar el impacto del COVID-19. Las ayudas directas están valoradas en 17.000 millones (1,4% del PIB) y se concentran en las prestaciones de desempleo por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), en la bonificación a las empresas de las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores afectados por los ERTE y en las compensaciones a autónomos. Además, la concesión de ERTE debido al impacto del coronavirus se flexibiliza al considerar esta causa como fuerza mayor y se amplía la cobertura de desempleo a todos los trabajadores afectados. Asimismo, se crea una línea de avales para empresas y autónomos de hasta 100.000 millones de euros para aportar liquidez frente a la caída de la demanda y a posibles interrupciones de la producción que se añade al diferimiento de impuestos para pymes anunciado la semana pasada. Finalmente, se garantizan los suministros básicos (electricidad, agua, gas y telecomunicaciones) y se establece una moratoria hipotecaria para aquellas familias que queden en una situación especialmente vulnerable como consecuencia de esta crisis. El conjunto de medidas aprobadas configura una respuesta contundente frente al impacto económico del COVID-19 y sienta las bases para que los efectos negativos sobre el empleo y la actividad sean transitorios.

La compraventa de viviendas inició el año con un ligero retroceso que irá a más, afectado por la crisis del COVID-19. El número de compraventas ascendió a 46.927 viviendas en enero, un 1,5% menos que en enero de 2019. Dada la situación de estado de alarma y de restricciones de movilidad internacional, es de esperar que se paralice la actividad en el sector de forma temporal durante algunos meses, especialmente las compraventas por parte de extranjeros, que representaron un 12,5% del total en 2019 según el Colegio de Registradores.

MAIN SPANISH LEGISLATION ON COVID-19 AND SUMMARY OF ITS LEGAL IMPLICATIONS OF INTEREST

I.- Main state regulations COVID-19.

  • Royal Decree-Law 6/2020, of March 10, by which certain urgent measures are adopted in the economic field and for the protection of public health.
  • Royal Decree-Law 7/2020, of March 12, by which urgent measures are adopted to respond to the economic impact of COVID-19.
  • Royal Decree 463/2020, of March 14, declaring the state of alarm for the management of the health crisis situation caused by COVID-19.
  • Royal Decree 465/2020, of March 17, which modifies Royal Decree 463/2020, of March 14, declaring the state of alarm for the management of the health crisis situation caused by the COVID-19.
  • Royal Decree-Law 8/2020, of March 17, on extraordinary urgent measures to face the economic and social impact of COVID-19.

II.- Main measures of Royal Decree 463/2020, of March 14, by which the state of alarm was declared.

  1. Mobility: Traffic is suspended on public use roads except for certain cases:

–              Acquisition of food, pharmaceuticals or basic necessities.

–              Assistance to health centers.

–              For Laboral reason.

–              Travel to financial or insurance entities.

–              Return to habitual residence.

–              Elderly, minor, dependent, disabled or especially vulnerable care.

–              Situation of need.

  1. Suspension of face-to-face educational activity in all educational centers.
  1. Suspension of opening to the public of commercial activity, cultural facilities, recreational establishments and activities, hotel and restaurant activities, except:

–              Food, pharmaceutical, health, press and other essential products and services.

–              Home deliveries from hotels and restaurants.

  1. Sanctioning regime: Different sanctions are established for those who do not respect the rules established by the Royal Decree, which can range from fines to arrests.
  1. Procedural terms suspension: Terms established in procedural laws are interrupted and suspended for all jurisdictional orders. Interrupted terms will start again when the alarm state ceases. Exceptions are collected for

urgent needs for the criminal jurisdiction and other jurisdictions.

  1. Administrative deadlines: Terms are suspended and deadlines for processing procedures of public sector entities are interrupted (with certain exceptions).
  1. Limitation periods and prescriptions: The limitation periods for rights and actions are suspended while the state of alarm lasts.

III.- Main measures of Royal Decree-Law 8/2020, of March 17, on extraordinary urgent measures to face the economic and social impact of COVID-19.

This Royal Decree-law is aimed at the following objectives:

  1. Strengthen the protection of workers, families and vulnerable groups.
  2. Support the continuity of productive activity and the maintenance of employment.
  3. Strengthen the fight against disease.
  1. Regarding labor and social measures, this Royal-Decree includes the following:
  2. a) The files of temporary employment regulation (ERTE) of suspension or reduction of working hours that are justified in the loss of duly accredited activity caused by COVID-19 will be considered as caused by force majeure. Their processing is therefore reduced to a maximum of five days to authorize them. Examples of loss of activity would be: suspension or cancellation of activities, temporary closure of public affluence premises, restrictions on the mobility of people or goods, lack of supplies that seriously impede the continuation of the activity, urgent situations due to the contagion of the workforce or cases in which the health authority imposes isolation measures.

When the relationship between the cause of force majeure and the coronavirus cannot be directly demonstrated, companies may choose an ERTE for economic, organizational, technical or production reasons.

It will not be necessary to prove the minimum contribution period required to be entitled to the contributory benefit. The time in which this benefit is received will not count for the purposes of future unemployment benefits (colloquially, unemployment is not consumed). These benefits could not be applied to contracts entered into after the date of this publication (March 18). No rights are lost for submitting the application after the deadline. Neither will it be necessary to renew as a job seeker while the current situation of limitation of citizen mobility is maintained.

The companies that have benefited from the measures approved in the Royal Decree undertake to maintain at least the same number of workers as before the ERTE during the 6 months following the end of the measures to suspend the contract or reduce the working day.

  1. b) These authorized files based on force majeure, will imply a 100% exemption from Social Security contributions if the company has up to 50 workers and 75% if it has 50 workers or more. This exemption must be urged by the company to the General Treasury of Social Security and is linked to a commitment to maintain the workforce.
  2. c) In cases of suspension or reduction of working hours for economic, technical, organizational or production reasons related to COVID-19, but not covered by force majeure, the terms are reduced, since the consultation period will be seven days (so far 15).
  3. d) Employees are allowed, when they prove that due to COVID-19 they must take care of dependents (spouse, domestic partner or relatives by blood relationship to the second degree), adapt their working hours and, where appropriate, even reduce it, with proportional decrease in salary. This reduction can be up to 100% of the day. The worker must communicate that he will exercise this right 24 hours in advance to his company.
  4. e) It is indicated that the company must give preference to remote work, whenever it is technically and reasonably possible and the adaptation effort is proportionate. The implantation of remote work as a consequence of COVID-19 implies the exemption from carrying out the occupational risk assessment by the company on these new situations, replacing it with a voluntary self- evaluation of the workers.
  5. f) A new extraordinary benefit of cessation of activity is created for the self-employed who have had to close the business or have experienced a decrease in income of 75% compared to the average of the previous semester. This feature will only last one month, expandable until the last day of the month in which the current alarm state ends. It will consist of 70% of its regulatory base or 70% of the minimum contribution base if the self-employed person has not been credited with the minimum contribution period.
  6. g) Sick or quarantined workers will be considered exceptionally as assimilated to an accident at work, only for benefit purposes, which means that it is not for the purposes of business supplements or insurance.
  1. h) Moratorium on mortgage debts for the debtor’s habitual residence and extendable to guarantors and guarantors when they become unemployed, or their income suffers a significant decrease.
  2. i) Communications (telephone, internet ) that were already contracted prior to the publication of this RD may not be suspended or interrupted.
  3. j) All the deadlines for returning products purchased both in physical stores and on-line are interrupted (when closing shops and shipping services, it would not be possible to do so within the established deadlines).
  4. k) Extension of the ID Card validity, even if the expiration date is exceeded during this health crisis, as it is not possible to renew it at the police station.
  1. Liquidity guarantee measures to sustain economic activity.

–              Expand the net debt capacity of the Official Credit Institute to provide additional liquidity to companies, especially SMEs and the self-employed, through the existing ICO Lines of financing.

–              Line of guarantees on behalf of the State for companies and the self-employed, covering both the renewal of loans and new financing by credit institutions, financial credit institutions, electronic money institutions and payment institutions, to meet their derived needs, among others, invoice management, current needs or other liquidity needs, including those derived from maturities of financial or tax obligations.

–              In order to strengthen the liquidity of exporting companies, CESCE’s capacity 5

to increase coverage on behalf of the state of its guarantees is strengthened.

–              The import customs procedures in the industrial sector are streamlined.

For all these measures, the legislative development that will determine the requirements to access them is pending. What does seem evident is that said “special” aid will be allowed if it is proved that the losses that need financing are due to the situation created by COVID-19.

  1. Measures in the tax field.

–              The terms for the payment of tax debts are made more flexible, both in the voluntary period and in the executive period, as well as the payment derived from the deferment and fractionation agreements.

–              The deadlines that the taxpayer has are made more flexible in order to favor their right to plead and prove and facilitate compliance with the duty to collaborate with the State Tax Administration and to provide the documents, data and information of tax significance in question.

  1. Measures in the commercial and corporate sphere.

–              A series of extraordinary measures are established that are applicable to the operation of the governing bodies of legal entities governed by private law, and a series of extraordinary measures that are applicable to the operation of the governing bodies of listed corporations are also established.

The decisions of the management or directive bodies of legal entities that do not have in their internal regulations or statutes the system of meetings by videoconferences or other remote means will be given full validity. It would only be necessary to authenticate the identity of the participating members to be valid and it will be understood that the meeting was held at the domicile of the legal person or registered office.

It is also allowed to hold meetings by means of a written vote and without a session when the President or at least two of the members of the management body so decide.

–              The period of three months from the end of the year to prepare the annual

accounts by the administrative body of a legal person (all kinds of annual accounts and attached documents) is suspended. Said three-month period will start again from the date the alarm state ends.

–              The term established in Bankruptcy Law 22/2003 of July 9 is interrupted so that the debtor who is insolvent does not have the duty to request the bankruptcy declaration while the state of alarm lasts.

If the management body had prepared the annual accounts prior to March 14, 2020 (alarm statement) and was required to be audited, the deadline for issuing the audit report will be two months from the end of the alarm state.

–              In contractual matters, we consider the following recommendations useful:

  1. Existing contracts.

In contracts in which force majeure or an analogous event is regulated, the provisions of the parties must be followed.

In those who do not contemplate force majeure and who are subject to Spanish Law, they must abide by the provisions of article 1105 of the Civil Code, which allows the parties to free themselves, in whole or in part, from their contractual obligations whenever causes of force majeure or fortuitous event may occur.

The cases of force majeure could also exempt from non-contractual liability derived from commercial relationships.

  1. New contracts.

We recommend that the new contracts that are signed contemplate the force majeure and its effects, specifically considering the case of COVID-19 in the way they may affect the sector in question.

  1. International contracting.

Depending on the applicable law, the concept of force majeure in that jurisdiction must be studied to assess whether it damages or favors the company in the current situation.

  1. In case of conflict.

It is very likely that the emergency situation in which we find ourselves will lead to breaches of contract that will lead to possible litigation. It is advisable to avoid litigation and reach a balanced agreement between the parties, among other things due to the foreseeable saturation of the courts, which would generate a delay in the judicial terms. An alternative is voluntary submission to mediation or arbitration by the parties.

ÚLTIMAS NOVEDADES PARA EMPRESAS A TOMAR EN CUENTA

Las empresas insolventes están eximidas de la obligación de declararse en concurso de acreedores- antigua suspensión de pagos- mientas dure el estado de alarma, según consta en el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros con medidas económicas para afrontar la crisis del coronavirus.

En su art. 43, del Decreto señala que habrán de transcurrir dos meses desde la finalización del estado de alarma para que los Jueces puedan admitir a trámite las solicitudes de concurso necesario que se hubieran presentado durante la alerta y en los dos meses posteriores a su cierre.

Si se hubiera prestado solicitud de concurso voluntario, se admitirá éste a trámite, con preferencia, aunque fuera de fecha posterior.

También quedan eximidos de la obligación de presentar la solicitud de concurso las empresas que hubieran informado al Juez del comienzo de negociaciones con los acreedores para alcanzar un acuerdo de refinanciación o un acuerdo extrajudicial de pagos.

Asimismo, las que hubieran puesto en marcha el proceso de adhesiones a una propuesta anticipada de convenio.

INFORMACION SOBRE MEDIDAS FISCALES Y LABORALES DERIVADAS DEL CORONAVIRUS COVID-19 EN ESPAÑA

La rápida expansión del virus COVID-19, comúnmente conocido como coronavirus, está trayendo consigo una serie de consecuencias que, debido a su gran calado, tienen un impacto directo en la economía nacional española y mundial y abren nuevos e interesantes debates jurídicos entorno a sus posibles implicaciones y, sobre todo, respecto a la aplicación práctica que éstas puedan tener. La reciente aprobación por el Consejo de Ministros del estado de alarma en España, que restringe la libre circulación de personas, es la última y más drástica de las medidas que paulatinamente se han ido aprobando para frenar un brote que, conforme a la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional, y tiene la categoría de pandemia, lo que no hace más que reafirmar la excepcionalidad de la situación que estamos viviendo.

Medidas recogidas en el R.D. 463/2020 publicado en el BOE, debido al Estado de Alarma en España

“Con efectos desde el día 14 de mazo de 2020 se declara estado de alarma en todo el territorio nacional durante 15 días con el fin de afrontar la situación de emergencia sanitaria provocado por el coronavirus COVID-19.”

Las medidas más relevantes acordadas son:

  • Limitación de la libertad de circulación de las personas, en los próximos días las personas pueden circular por las vías de uso público para realizar determinadas actividades como por ejemplo:

– Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

-Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios. Entre otros.

-Queda exceptuado de las limitaciones a la libertad de circulación el personal extranjero acreditado como miembro de las misiones diplomáticas, oficinas consulares y organismos internacionales.

  • Requisas temporales de todo tipo de bienes necesarios para la prestación de servicios de seguridad o de los operadores críticos y esenciales.
  • Imposición de la realización de prestaciones obligatorias imprescindibles para afrontar esta situación de emergencia sanitaria.
  • Suspensión de la actividad educativa presencial en todos los centros y etapas.
  • Cierre de locales y establecimientos minoristas.
  • Cierre de locales e instalaciones culturales deportivas o de ocio.
  • Suspensión de las actividades de Hostelería y restauración.
  • Suspensión de verbenas, desfiles y fiestas populares……

Además de las anteriores, se establecen distintas medidas dirigidas a:

-Reforzar el Sistema Nacional de Salud.

-Asegurar el suministro de bienes y servicios necesarios para la protección de la salud pública.

-Garantizar el abastecimiento alimentario en los lugares de consumo y el funcionamiento de los servicios de los centros de producción.

-Garantizar tránsito aduanero.

-Garantizar suministro de energía eléctrica.

-Asegurar la prestación de los operadores de servicios esenciales.

Se establece también la suspensión de plazos procesales administrativos y de prescripción y de caducidad:

  • PLAZOS PROCESALES.-
  • Se suspenden términos y se suspenden e interrumpen plazos previstos en las Leyes procesales para todos los órdenes jurídicos jurisdiccionales.
  • En el Orden jurisdiccional penal la suspensión e interrupción no se aplica a los procedimientos de Habeas Corpus.
  • En relación con el resto de órdenes jurisdiccionales la interrupción no se aplica a:

-Procedimiento para la protección de derechos fundamentales de la persona ni la tramitación de las autorizaciones o ratificaciones judiciales prevista en la LJCA art. 114 s. y art. 8.6, respectivamente.

-Los procedimientos de conflicto colectivo y para la tutela de los derechos fundamentales y libertades públicas regulados en la LRJS.

-La adopción de medidas o disposiciones de protección del menor previstas en el CC art. 158.

  • PLAZOS ADMINISTRATIVOS.

Se suspenden términos y se interrumpen los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público. El cómputo de plazos se reanudará en el momento que pierda vigencia el estado de alarma o, en su caso las prórrogas del mismo.

En este grupo de medidas mencionaremos dos que nos parece relevante debido a su impacto económico en las empresas y trabajadores:

I.- APLAZAR DEUDAS TRIBUTARIAS.

Se otorgará a las Pymes la posibilidad de aplazar y fraccionar las deudas tributarias por seis meses sin intereses.

El Ministerio de Hacienda explica que las Pymes y los autónomos podrán solicitar el aplazamiento por conceptos que hasta ahora tenían la consideración de inaplazables.

Así, se permitirá postergar el pago de las retenciones del IRPF, cuotas repercutidas de IVA y pagos fraccionados del impuesto sobre sociedades.

Hacienda recuerda que la Ley General Tributaria no permite postergar el plazo de estos conceptos, pero el Gobierno aprueba un cambio legal que lo permite para dotar de mayor liquidez a pequeñas empresas y autónomos.

También se dotarán 400 millones de euros en líneas de crédito del ICO para paliar los efectos en sectores tan importantes y afectados como el turismo, la hostelería y el transporte.

Otra medida aprobada es la de ampliar las bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social en los contratos fijos-discontinuos, mayoritarios en el sector. Y también, facilitar que las aerolíneas no tengan que utilizar un mínimo de slots determinado para conservarlos, aunque esta medida requiere de autorización por las autoridades europeas.

II.- MEDIDAS FISCALES Y SOBRE TODO LABORALES.

  • Agilización de los despidos temporales (ERTE).

Según el Real Decreto 1483/2012 de 29 de octubre, se definen dos tipos de medidas con respecto a los trabajadores:

  • ERTE (Expediente de Regulación Temporal)
  • ERE ( Expediente de Regulación de Empleo)

Estos expedientes de regulación se clasifican en:

  1. Despido colectivo.
  2. Suspensión del contrato temporal.
  3. Reducción de Jornada Laboral.

El impacto económico que tiene un ERTE o un ERE  en una empresa:

1.- Si se reduce la jornada de trabajo:

– Reducción de jornada entre un 10 y un 70% de la jornada de trabajo.

– Reducción del salario proporcional.

2.- Si se suspenden temporalmente los contratos:

Con toda la cautela posible y antes de que se publique, las medidas para mitigar el covid-19, exponemos los siguientes extremos, anunciados por el Presidente español:

-Prestación por desempleo o paro.

  • Aquellos expedientes de regulación de empleo temporal de empleo (ERTE) que provoque la crisis del coronavirus serán considerados “de fuerza mayor”.
  • El plazo que tendrá la Autoridad laboral para resolver los ERTE será de 7 días.
  • Los trabajadores tendrán derecho a una prestación por desempleo “aunque no cumplan el requisito de cotización previamente exigido”:

“-Tienen cotizado al menos 360 días en los últimos 6 años

-Si no -> subsidio desempleo si no tienen rentas superiores al 75% del SMI (831,25€ mes/ 9.974,97€ año) excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias (1.108,33€ mes/ 13.299,96€ año).”

  • El cobro de la prestación no les computará a efectos de cobro posterior de la prestación por desempleo.
  • Las empresas que realicen el expediente de regulación temporal de empleo a causa del Covid-19, estarán exoneradas de pagas las cuotas a la seguridad social, que corresponderían por los trabajadores afectados por dichos expedientes.

Por tanto del mes de MARZO se tendrá que pagar la parte proporcional de los días de alta.

-Gasto de la prestación por desempleo:

  • El gasto de la prestación por desempleo solicitada se realizará por horas y no por días.
  • Lo gastado durante el ERTE no se puede recuperar, salvo que se encuentre otro trabajo y se comience a generar otra prestación.

– Antigüedad:

  • No se pierde antigüedad
  • El tiempo durante el ERTE debe computar a efectos de antigüedad y de despido.

-Vacaciones y pagas extras:

  • El trabajador no verá perjudicado su derecho a vacaciones, sin perjuicio de que el salario que percibirá durante las mismas será el correspondiente a la reducción de jornada.
  • La misma situación ocurre con las pagas extraordinarias, es decir, el trabajador seguirá generándolas pero en una cuantía proporcional al tiempo de trabajo.
  • Durante el periodo de suspensión no se generan derecho a vacaciones. Si la suspensión es superior al año, las vacaciones generadas y no disfrutadas así como las pagas extraordinarias deberán liquidarse en el finiquito.

-Indemnización:

  • La relación laboral no se extingue y por tanto no hay indemnización.

INORMACIÓN PARA  AUTÓNOMOS:

  • Sólo durará el tiempo que dure el estado de alarma.
  • No especifica si se deja de pagar autónomos en ese periodo.
  • Es incompatible con otras ayudas.
  • No se podrá trabajar, porque es un cese de actividad.
  • Sobre todo, para actividades no suspendidas establece unos requisitos complicados.

Prestación por cese de actividad para autónomos:

  • Vigencia de la ayuda.- Desque que se solicite ahora en marzo hasta que finalice el Estado de Alarma.
  • Quién puede acogerse.-Autónomos cuyas actividades están suspendidas y también aquellos cuyas actividades no están suspendidas pero cumplen los requisitos:
  • Si la actividad está suspendida por ley, lo pueden pedir sin requisitos.
  • Si la actividad no esta suspendida:

La facturación de febrero debe ser inferior al 75% al promedio del último semestre del año anterior.

Salvo que se pida en abril tomando en cuenta la facturación de marzo.

  • – estar al corriente con el pago de la seguridad social
  • Cantidad a cobrar.- el 70% de la base reguladora.
  • LOS PLAZOS DE PRESCRIPCIÓN Y CADUCIDAD.-

Los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos quedan suspendidos durante el plazo de vigencia del estado de alarma y, en su caso, de las prórrogas del mismo.

INFORMACION SOBRE MEDIDAS MERCANTILES DERIVADAS  DEL CORONAVIRUS COVID-19  EN ESPAÑA

En relación al ámbito mercantil, surge en este escenario de estado de alarma, amén de otras muchas, una importante problemática en relación con los contratos mercantiles de diversa índole que se encuentran en vigor, y cuyas contraprestaciones, libremente acordadas entre las partes en el momento de su suscripción, o bien no han podido ser cumplidas o bien se prevé que se vayan a dejar de cumplir en el corto plazo.

Fuerza mayor

Cabe entonces formularse la primera gran pregunta, de la cual nacerán no pocas derivadas: ¿cómo afecta a los contratos mercantiles el hecho de encontrarnos ante un supuesto que puede ser considerado de fuerza mayor que impide el cumplimiento de las obligaciones acordadas entre las partes? Aunque, tal y como se analiza más tarde, no existe una única respuesta, la cuestión central sería tener claro el concepto de fuerza mayor, el cual no se recoge como tal en nuestro Código Civil y ha sido definido por la jurisprudencia y por la doctrina, que lo entienden como un acontecimiento que no sólo es imprevisible, sino que aun cuando se hubiera previsto, habría sido inevitable.

Si bien los tribunales suelen hacer una interpretación restrictiva y han venido reconociendo la existencia de supuestos de fuerza mayor en casos muy excepcionales, en el caso del coronavirus, a la vista de las medidas que se están tomando por comunidades autónomas, estados y organismos internaciones, sumado a la categorización del virus como pandemia por la OMS, no parece descabellado pensar en que pueda llegar a tener la consideración de un supuesto de fuerza mayor a efectos contractuales.

En el necesario análisis a realizar caso por caso, antes de llegar a conclusiones, cabría desgranar toda una serie de circunstancias en relación con la fuerza mayor respecto al contrato de que se trate, como, por ejemplo: ¿el contrato en cuestión prevé los supuestos de caso fortuito y fuerza mayor? ¿cuál es el servicio que se presta/la obligación que se asume? ¿las obligaciones bajo el contrato son imposibles de realizar o podrían llevarse a cabo si se tomasen determinadas medidas? ¿el hecho de prestar los servicios/cumplir con las obligaciones contraviene alguna de las medidas impuestas por las autoridades?

Toda esta serie de variables, mencionadas a modo de ejemplo, ayudan a dimensionar el debate y a tomar conciencia que el análisis y la interpretación ha de hacerse caso por caso, debido a la gran cantidad de matices y de argumentos en uno u otro sentido.

Cobra entonces una importancia fundamental una segunda pregunta de aplicación práctica a este respecto: ¿Cuál sería la consecuencia de que se den los requisitos para observar que estamos ante un supuesto de fuerza mayor? La respuesta dependerá de una segunda derivada, que será el analizar si existe la posibilidad de cumplir con las obligaciones contractuales o si, por el contrario, estas obligaciones, debido a la causa de fuerza mayor, no pueden ser cumplidas por alguna de las partes. En el primer caso, el observarse fuerza mayor no implicaría una total exoneración de la parte que corresponda del cumplimiento de su obligación, sino que la otra parte no podría reclamar una indemnización por los daños y perjuicios derivados del incumplimiento. Por el contrario, en los supuestos en los que no sea posible cumplir la obligación por causa de fuerza mayor, sí que podría producirse la suspensión de la obligación en cuanto a su exigibilidad, lo cual podría desembocar en la resolución del contrato en aquellos casos en los que el propio objeto de este no pueda ser cumplido.

En resumen, podría aplicarse esta doctrina a todas las relaciones mercantiles que directamente se han visto afectadas por las medidas adoptadas por las autoridades, y que, con causa directa en las mismas, las obligaciones de dar o hacer asumidas por cada una de las partes no puedan ser cumplidas (en los contratos de suministro y distribución, la imposibilidad de realizar las entregas por falta de material; en los contratos de agencia, imposibilidad de realizar acciones comerciales presenciales por imposibilidad de desplazamiento por el agente en caso de restricción de desplazamientos; en los contratos de ejecución de obra, imposibilidad de ejecutar la obra determinada como consecuencia de falta de material necesario para la obra contratada; en los contratos de prestación de servicios, la imposibilidad de realizar el servicio en concreto por imposibilidad de realizar el mismo en los términos contractualmente pactados etc).

Rebus sic stantibus

De manera adicional, fuera de la consideración o no de la situación actual como un supuesto de fuerza mayor y atendiendo a las circunstancias que se den en cada caso, surge una segunda pregunta, en este caso en el marco de las obligaciones pecuniarias: ¿podría la situación derivada del coronavirus abrir la puerta para liberarse de obligaciones pecuniarias pactadas en contratos mercantiles? En este caso habría que acudir a la doctrina rebus sic stantibus, la cual permite a una de las partes liberarse de las obligaciones que hubieran asumido en virtud del contrato, siempre y cuando existieran circunstancias sobrevenidas con posterioridad a su firma que hiciera que la realización de la obligación en él acordada devenga exorbitante o extraordinariamente onerosa.

Históricamente los tribunales han aplicado esta institución de manera muy restrictiva, exigiendo que se den conjuntamente varios elementos: (i) alteración de las circunstancias existentes al momento de la firma y que se hubiesen producido de manera extraordinaria e imprevisible; (ii) desproporción sobrevenida entre las obligaciones asumidas por cada una de las partes en virtud del contrato; (iii) no disponer de otro medio para la resolución del problema creado. Si bien, fruto de coronavirus, se pueden llegar a producir situaciones en las que se observen los elementos señalados, (como ejemplo claro, en las relaciones arrendaticias de locales de negocio afectados que han tenido que cerrar sus puertas y en las que los arrendatarios se preguntan si deben seguir pagando la renta pactada), la doctrina rebus sic stantibus no puede ni mucho menos aplicarse de forma directa, ya que habrá que atender a las circunstancias concretas en cada caso y a la interpretación que vayan haciendo los tribunales de las cuestiones litigiosas al respecto que, a buen seguro irán surgiendo.

Si bien como hemos apuntado todavía es difícil aventurarse a prever como afectará el coronavirus en la interpretación y su aplicación práctica, cabe echar la vista atrás, en concreto a la recesión económica que comenzaba en los años 2007 y 2008, y analizar la jurisprudencia relacionada con estos supuestos. Sin entrar en un análisis al detalle, a modo de resumen conviene tener presente que nuestro Tribunal Supremo ha venido considerando que una crisis económica, por si sola, no es válida para exonerar en aplicación de la doctrina rebus sic stantibus. Esta máxima puede servir como punto de partida, si bien la situación provocada por el coronavirus excede del ámbito de una crisis económica, y por ello las controversias derivadas de relaciones contractuales podrían llegar a interpretarse de manera sustancialmente diferente.

Conclusiones

En definitiva, como cualquier situación excepcional y novedosa, el coronavirus genera incertidumbre y plantea un escenario desconocido en el que las interpretaciones pueden ser muy diversas y la casuística prácticamente inabarcable.

En este escenario, las acciones más recomendables serán aquéllas que tiendan al análisis caso por caso y que traten de conseguir, con los medios y mecanismos de los que en cada caso se disponga (envío de notificaciones, negociación, revisión de las pólizas de seguro suscritas, etc.) minimizar los riesgos y encontrarse en una mejor posición en el marco del contrato suscrito, dependiendo de la posición que cada una de las partes ocupe. De manera adicional será interesante tener esta circunstancia en cuenta para el futuro, y regular en los nuevos contratos que se suscriban estos supuestos de manera detallada, asegurándose cada una de las partes que sus intereses queden suficientemente cubiertos y dotándose de elementos que aporten solidez a las relaciones contractuales.

 

 

X