Programa Comunicación #8

Programa Comunicación #8

Entrevista con Rodrigo Izquierdo

Un interiorista en el corazón de Milán

Rodrigo Izquierdo

Entrevista por: Myriam Lafuente

Rodrigo Izquierdo, Barcelona 1979. Interiorista catalán que vive en Milán desde hace 15 años. Terminó sus estudios en EINA, Escola d’Art i Disseny y se incorporó al Sandra Tarruella & Isabel Lopez Studio donde permaneció dos años, y desarrolló proyectos en el ámbito de la hostelería y residencial. Rodrigo es una persona muy curiosa y con muchas ganas de crecimiento personal, que decide salir de España para “ver otras cosas, otros modos, aprender” y aterriza en Milán, con su portfolio a buscarse salidas profesionales.

El destino le topa de bruces con una arquitecta también española, Patricia Urquiola, la cual hacía poco había montado su propio estudio. Actualmente Urquiola es una figura conocida mundialmente en el mundo del design y el interiorismo y su estudio tiene una altísimoa facturación pero en sus inicios contaba con siete personas.

Rodrigo Izquierdo entró en el estudio cargado de energía, ilusión, ganas de aprender y hacer. Entre Urquiola y Rodrigo Izquierdo se establecerá  pues una profunda relación profesional cargada también de cariño.

Qué recuerdas de esos inicios…

Llegué a Italia con muchas ganas de trabajar y aprender. De casualidad, pues no tenían referencias mías, me cogieron en el estudio de Urquiola. Eran momentos de efervescencia, ebullición… unas siete personas a los comienzos y ahora son setenta. Fue un estudio donde encajé muy rápidamente y recuerdo los inicios muy intensos, puro fermento y creatividad.  En esos años investigué todo tipo de tipologías de proyecto: hostelería, design, retail, restauración, residencial. Finalmente con el paso de los años llegué a ser el supervisor creativo del estudio en el departamento de Interior Design. Con el tiempo empecé también como freelancer  a realizar mis propios trabajos, con mis propios clientes, crecía profesionalmente y empecé a escuchar mi voz, una voz interior que crecía. Una voz que nunca he querido desoír, y que empezó flojita pero con el tiempo la oía muy fuerte.

…Decides montarte tu propio estudio…

Sí, yo era feliz en mi puesto, supervisor creativo del departamento de interiorismo, pero esa voz interior  me hablaba… quería expresarme en mi propio lenguaje. Me gusta tener voz y lo que quiero es ser feliz y sentirme realizado. Fue todo muy natural, instintivo, espontáneo… Me monté mi propio estudio pues de forma natural y con un profundo respeto a mi maestra, Patricia Urquiola  Quiero hacer lo que me propongo y así estoy satisfecho y feliz. Si me marco metas profesionales me gusta lograrlas y no rendirme. No me gustaría el día de mañana arrepentirme de lo que no hice en el pasado. Preferiría equivocarme, pero ahora gestiono Rodrigo Izquierdo Design Studio.

Era una decisión complicada y arriesgada…

No tanto como podría parecer, pues ya como freelancer hacía mis proyectos, como los retail de Charo Ruiz en Ibiza y Madrid, y posteriormente con el global concept de Roberto Cavalli. Vengo de una familia de emprendedores que emigraron a Barcelona de jóvenes, mis padres tenían una fábrica de muebles y han sufrido mucho, como todo autónomo. Cuando les comenté que me montaba por cuenta propia se desconcertaron porque pensaban que con Urquiola trabajaba al top. Mis padres tienen toda la razón porque el estudio Urquiola trabajaba para marcas como AlessiB &BAxorMorosoMoltenKartell, Kettall… pero precisamente por haber pertenecido a una familia de emprendedores, sé lo que estoy haciendo.

Y qué tal en tu estudio (está situado en el 42 de la calle Plinio).

Pues este estudio es muy sencillo, sobrio, minimalista. Estamos aquí como podríamos estar en otro sitio. De hecho,  no he emprendido grandes inversiones para montar este estudio. No necesito tener esta oficina, hoy día en el mundo globalizado que vivimos, el músculo más importante es el cerebro. No existe ya la perpetuidad de antes, hoy todo es efímero. Mi estudio está aquí como podría estar en Barcelona o Madrid…pero sí es cierto que Milán te da una mayor proyección internacional. Milán es la capital de la moda y del design.

De tu estudio han salido ya proyectos pero, ¿cómo piensas darte  a conocer?

Me monté mi propio estudio pero no tengo pretensiones de ego, ni mi ambición es material, lo hice porque tengo ganas y considero que poseo experiencia para hacerlo y un know how adquirido durante casi 18 años de experiencia en proyectos por todo el mundo… Todo ello sin estrés,  con honestidad, profesionalidad y ganas de escuchar al cliente y darle soluciones. Acabo de hacer Barmare L’altro, en Porta Venecia, del que me siento satisfecho, también el retail de Cavalli en Milán. Con el boca a boca y trabajando con la experiencia y profesionalidad que he hecho siempre espero ir creando una red de clientes, porque al final estos vienen a ti porque otro cliente satisfecho se lo ha comentado. Trabajando bien, es pues la mejor forma de darse a conocer, y en ello estoy.   

Cómo es Patricia Urquiola y qué te llevas de ella.

Patricia es carácter. Patricia es energía. Patricia es pasión. Siendo una mujer que ha llegado tan alto, ha tenido siempre que demostrar su valía cuatro veces más que un hombre. Ella es perfeccionamiento, curiosidad por aprender, innovar, el cuidado del detalle hasta el último milímetro. Pasión, diría hasta obsesión por el detalle. Ella y yo nos entendemos muy bien, los dos somos curiosos, con ganas de absorber, con la mirada abierta a 360 grados, investigadores, abiertos a muchas influencias de todo tipo. Nos une también una gran capacidad para emocionarnos en los proyectos que tenemos. Trabajando juntos establecimos una profunda relación de amistad. La respeto, la admiro, y le tengo mucho cariño. Sigo colaborando con el estudio de Urquiola, que está bien cerca del mío, precisamente ahora vengo de ahí.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *